rss feed para noticias

Noticias

Argentina: Un chip a prueba de falsificaciones


16/06/2012 | Fuente: Página/12
imagen noticia

El gobierno presentó el nuevo pasaporte, que contendrá información digitalizada. Será un pasaporte “electrónico”, con un chip con la foto, la huella dactilar y otra información personal. Costará 400 pesos y será un documento inviolable. Argentina pedirá a Estados Unidos y otros países la excepción de la visa.

Entró en vigencia el "pasaporte electrónico" en la Argentina: si bien el formato sigue siendo la clásica libreta, tiene incorporado un chip que incluye, digitalizados, los datos correspondientes a la fotografía, huellas dactilares e información personal que figuran ya en la segunda hoja del documento. Esta duplicación de los datos -según destacó el Ministerio del Interior- hace que el pasaporte sea prácticamente imposible de falsificar: si se cambiara la foto, por ejemplo, no coincidiría con la que está codificada en el chip; y no se puede retirar el chip sin destruir la contratapa del documento. Este estándar de seguridad es imprescindible para que países que actualmente requieren visa de ingreso -Estados Unidos, Canadá, Australia- puedan eliminar ese requisito. Ya la semana que viene habrá una reunión con la Embajada de Estados Unidos para empezar a avanzar en el tema.

"Será inviolable, absolutamente seguro y permitirá que, en colaboración con la Cancillería, empecemos los trámites de excepción de solicitud de visa para los países que nos la solicitan", destacó Florencio Randazzo, ministro del Interior de la Nación.

El chip es un cuadrado milimétrico provisto de una pequeñísima antena, un pelito. "Será infalsificable", resumió Randazzo. El chip almacenará "los datos faciales, biográficos y dactilares de la persona". Los faciales, obtenidos a partir de la fotografía del pasaporte, se guardan mediante un programa que permite el reconocimiento de la cara, al igual que las huellas dactilares y los datos personales. Se trata de la misma información que figura en la segunda hoja del pasaporte. "Esto permite un doble control: cuando el viajero pasa por Migraciones, la lectora registra no sólo los datos impresos, sino también los que están en el chip -explicó una fuente del Ministerio del Interior-: las informaciones respectivas deben coincidir. Y si alguien quisiera cambiar los datos contenidos en el chip, tendría que destruir el pasaporte."

El chip se halla "en lo que se llama la retiración de contratapa, es decir, la cara interna de la contratapa; se lo nota apenas", precisó la fuente.

Además, el pasaporte no tiene ya un número coincidente con el del DNI, sino una denominación alfanumérica, que consta de tres letras seguidas de seis números: "Antes, cuando se anulaba un pasaporte, también se anulaba un número de DNI, lo cual planteaba cierto riesgo de confusiones. El nuevo sistema otorga mayor seguridad, ya que cada número de pasaporte es único e irrepetible".

El nuevo pasaporte "cumple las normas que se exigen internacionalmente para los más altos estándares de seguridad. Estos requieren precisamente esas dos condiciones: el chip y el código alfanumérico", precisó el ministro.

El proceso de puesta a punto del nuevo pasaporte se efectuó de acuerdo con la ICAO (Organización Internacional de Aviación Civil), que fiscaliza estos procedimientos, y su conclusión fue comunicada formalmente a las distintas embajadas. "Ayer, la Embajada de Estados Unidos solicitó, para la semana que viene, una reunión a fin de avanzar en la perspectiva de suprimir la necesidad de visa para ingresar en ese país", reveló la fuente del Ministerio del Interior.

La supresión del requisito de visa, que concierne especialmente a Estados Unidos, Canadá y Australia, "requiere también otras condiciones técnicas, como las tasas de rechazo a los pedidos de visas efectuados, o la cantidad de pasaportes perdidos y robados: en estas cuestiones, la Argentina está bien ubicada, lo cual hace probable un buen resultado en las gestiones", comentó la fuente.

La fuente del Ministerio del Interior recordó que "la Argentina, desde abril, sumó todavía un paso más en la seguridad: desde entonces, en los puestos de Migraciones, la tarjeta que debían llenar los viajeros se eliminó, fue reemplazada por una fotografía digital y el escaneo de la huella dactilar".

La emisión de los pasaportes volvió a estar a cargo del Ministerio del Interior desde el 8 de marzo de 2011, luego de haber permanecido en manos de la Policía Federal durante más de 40 años: "El Ministerio del Interior había delegado esa facultad de manera provisoria, en 1969, y permaneció así durante todo ese tiempo. La potestad de encargarse de la documentación de los argentinos corresponde a este ministerio", señaló la fuente.

El trámite para obtener el pasaporte puede realizarse en cualquiera de los 3200 puestos que, en todo el país, ya están habilitados para expedir el DNI. La vigencia del documento es de diez años. El precio es de 400 pesos y el plazo de entrega no supera los 15 días. Existe un trámite express, que sólo tarda 48 horas, con entrega a domicilio. "Y también contamos con una modalidad única en el mundo: en el hall de la Terminal A del Aeropuerto Internacional Pistarini, en Ezeiza, hay una oficina destinada a pasajeros con ticket de embarque para ese día, que entrega el pasaporte en un máximo de una hora", subrayó la fuente del Ministerio del Interior.


CON EL APOYO DE